‘‘Violeta Parra es una Artista Mayor que supo amasar el barro ancestral y crear con él figuras nuevas’’

15.10.2020

Por Max Carreras

La cantante y compositora argentina Marina Luppi presenta su nuevo disco El Arco de las Alianzas, un manifiesto musical de amor y contemplación de la Patria Grande, sus paisajes y su gente.

Entre el clamor y el juego, poesía y melodía dialogan sobre el amor, la infancia, la tierra, la resistencia y la esperanza en un repertorio audaz y sentido que incluye temas propios y reversiones que se corren del camino más transitado por los intérpretes.

¿Por qué El Arco de las Alianzas?

El Arco de las Alianzas es un verso de "Volver a los 17", canción emblemática de Violeta Parra. Pero la elección de ese verso tiene que ver con su significado: la idea del arcoíris después del diluvio.

¿Qué se va a encontrar la gente cuando lo escuche?

Un puñado de músicas diversas, colores eclécticos, referencias a nuestra América. Y músicos/as maravillosos/as que le pusieron su talento y su amor a cada tema.

¿Se hizo muy compleja la producción del disco en estos tiempos?

El proceso del disco duró varios años, los cuatro años del diluvio. Al ser tiempos tan complejos, me di el permiso de ir muy lentamente, avanzando paso a paso, pero manteniendo la idea primera del concepto, el repertorio, la instrumentación.
Este año 2020 cerramos la mezcla y master antes de la cuarentena, así que ya en pandemia nos dedicamos a la gráfica, la distribución digital y todo ese mundo de la música en redes.

  • En este nuevo trabajo discográfico, dedicado a Violeta Parra y sucesor de Instante (2012), la acompañan los músicos Germán Suane y Leonardo Andersen en guitarras, Candelaria Quiñones en piano, Pablo Quiñones en percusión, Pablo García en cello, Manuel Acuña en acordeón y Laura Liberatori en voz. Además, la propia Marina se suma en flauta dulce y es responsable de la producción e idea general.

¿Por qué dedicado a Violeta Parra y cuánto influyó ella en tu música?

Porque la Violeta lo dijo todo. Y lo dijo hermosamente. Ella es una Artista Mayor que supo amasar el barro ancestral y crear con él figuras nuevas. Ella invoca lo humano y lo divino, siempre desde sus pies en tierra y su espíritu en el universo. No pierde esa conexión. Musicalmente maravillosa... ¡qué más!
Creo que su influencia no es puntualmente en mi música. Su obra me ayuda a pensar, a descifrar, a interrogarme sobre temas más generales que la música en sí. Canto y amo sus canciones, pero creo que su influencia en mí es más filosófica que musical.

¿Qué es lo que más extrañas de no poder subirte a un escenario?

Extraño fundamentalmente la energía compartida. Con los/as músicos/as, con los/as amigos/as, con el público. Una frase musical y la complicidad de un silencio, se extraña el ritual.

¿Cómo es hacer una gira por Japón y qué reacciones tuvo el público siendo culturas distintas a las nuestras?

Fue una experiencia maravillosa e increíble. Conocer apenas su cultura, derribar varios mitos, perdernos literal y diariamente en Tokio, disfrutar de su ancestralidad y ver con resignación su yankilización... y la absoluta disposición de la gente para ayudar a quien necesite.

En los conciertos... el público alucinante. Tuvimos diferentes experiencias, todas hermosas. En Tokio el público se acercó por un interés puntual por la música argentina. Al terminar estaban ávidos/as de compartir su sentir, y en varios casos su conocimiento sobre la música nuestra. Teníamos en nuestro grupo quien oficiaba de traductor... algo fundamental para ese intercambio.

En Hiranai, un pequeño pueblo del norte, fue una experiencia radicalmente diferente: Las autoridades del pueblo, que fueron quienes nos invitaron, programaron este concierto para festejar el cumpleaños del pueblo, por lo que esta presentación se convirtió en un evento único, donde todo el pueblo concurrió a escuchar por primera vez música argentina. La única referencia de música latinoamericana que tenían algunos/as era "El cóndor pasa", quizás la pieza más famosa de la música peruana. El público de todas las edades estaba emocionado, fue un momento inolvidable.

¿El lugar que más te llamó la atención la recepción del público?

Quizás justamente en Hiranai. En Japón no es costumbre el contacto físico, el abrazo, un beso... y dar la mano se convierte en un acto de una conexión muy potente. Las personas mayores nos extendían la mano con mucho amor para tener ese contacto y fue muy fuerte el agradecimiento en sus miradas. Fue absolutamente conmovedor.

  • Marina Luppi: Cantante argentina de música de raíz folklórica. Participó en festivales, conciertos y charlas en Latinoamérica, Canadá y Japón. En su país, giró por CABA, Jujuy, Salta, Tucumán, Santa Fe, Córdoba y Bs.As. Ha compartido grabaciones y escenarios con artistas como Juan Falú, Liliana Herrero, Pablo Fraguela, Lilián Saba, Marcelo Chiodi, Pilo García, Danilo Toledo Gavilán, Melvin Velásquez (Chile) y Los Cholos (Perú). En 2012 editó el disco Instante, y actualmente se encuentra presentando su nuevo disco El arco de las alianzas.